PLATILLOS TÍPICOS PARA TU FIESTA MEXICANA

¡Agasájalos con el auténtico sabor mexicano!

Si bien los mexicanos somos maravillosos anfitriones y realizamos fiestas súper divertidas, existe un área que nos hace sobresalir aún más:  nuestra exquisita y deliciosa gastronomía.

Si este 15 de septiembre estás organizando tu “Mexican party”, te recomiendo leer este “Top Ten” de los platillos más mexicanos.

  1. Chiles en nogada. El platillo poblano por excelencia. Es de los platos más emblemáticos de México. Su sabor enamora a todo aquel que lo prueba y aunque su preparación es un poco laboriosa, a nivel internacional se le considera un platillo de los más bellos y finos. Los chiles en nogada constan de chiles poblanos rellenos con el clásico guisado de picadillo y frutas y van cubiertos de salsa de nuez “la famosa nogada”, granada y perejil. De sólo pensarlo ¡Se hace agua la boca!

 

  1. Pozole. El tradicional pozole estilo Jalisco es un clásico de clásicos de la noche mexicana. El caldo preferido de todo México se realiza de una variedad de chiles como el chile pasilla, el chile ancho y el chile guajillo, en el que se vierte carne de cerdo y granos de maíz mejor conocidos como: “cacahuazintle”. Nuestro rico pozolito se acompaña en la mayoría de los casos con romanita picada, cebolla troceada muy finamente, rebanadas de rábano, tostadas, orégano y chile molido. Definitivamente ¡No puede faltar en tu mesa!

 

  1. Tacos al pastor. ¿Quién no ha probado unos deliciosos tacos al pastor? Y es que es tan popular entre los mexicanos que seguro hay un puesto de estos deliciosos manjares a la vuelta de la esquina. Su deliciosa carne de cerdo marinada en achiote, especias y chiles rojos, le dan ese clásico color rojizo. Se apila en una estaca de hierro giratoria y se pone al fuego, de aquí es de donde toma su reconocido nombre (trompo al pastor), pues se asemeja a los trompos de madera que juegan los niños. Se sirve en tortillas de maíz con cilantro, cebolla, limón y salsas para aderezar. Acompaña tus ricos tacos al pastor con unos deliciosos frijoles charros y tu cena será “un auténtico manjar de reyes”.

 

  1. Mole. El delicioso mole poblano, es un deleite hasta para los paladares más exigentes. Hoy en día existen una gran variedad de pastas de mole que puedes encontrar en el supermercado, escoge la que más te guste y utilizada con carne de pollo cocida. Este platillo se acompaña generalmente con un poco de arroz blanco. Así que si quieres lucirte este es un platillo súper fácil y tus invitados quedarán fascinados.

 

  1. Tamales. Si aún no sabes que ofrecerles a tus invitados para la noche mexicana, una solución fácil y rápida son ordenar unos ricos tamalitos. La palabra tamal proviene del náhuatl “tamalli”, que significa envuelto. Puedes encontrar gran variedad de sabores tanto dulces como salados, así como de pollo o puerco, de frutas, de chiles, de rajas, de mole, y muchos otros sabores. Además, son súper fáciles de servir y todos gustan de ellos.

 

  1. Chilaquiles. Los hay rojos o verdes y ambos son súper fáciles de hacer y sencillamente deliciosos. El platillo consta de tostadas de maíz cortadas en triángulos (igual puedes conseguir en la tienda totopos), con pollo deshebrado, bañadas en salsa de tomate verde o roja; para después, cubrir el platillo con crema, queso sopero y rebanadas finas de cebolla blanca. ¡Nadie podrá resistirse a unos ricos chilaquiles!

 

  1. Carne al carbón. Una parrillada nocturna es sinónimo de buen ambiente y deliciosa comida. La carne asada nunca falla como platillo en las fiestas. Ya sea que planees usar carne de cerdo o res e incluso asar algunos cortes gourmet para ponerle ese toque chic a tu evento. Acompáñalos con un delicioso guacamole y cerveza de barril y todos te lo agradecerán.

 

  1. Gorditas, sopes, pambazos. Si hay algo que exprese a leguas de distancia el sabor mexicano, son todas las fritangas súper deliciosas que México provee, como son: las gorditas, los ricos sopes, los huaraches, los pambazos, empanadas y demás exquisitos manjares. Tendrás a todos comiendo y probando cada cazuela de guisado.

 

  1. Enchiladas. Las enchiladas son súper fáciles de preparar: únicamente envuelve pollo o carne cocida en una tortilla de maíz o de harina. Agrégale queso para derretir y la salsa de tu preferencia. Y directo al horno unos minutos mientras se gratina. ¿Lo ves? ¡Súper fácil!

 

  1. Fajitas. Las fajitas son tiras de pollo o carne de puerco o res, salteadas con rajas de tomate, pimiento verde, pimiento amarillo y cebolla. Unas de las comidas típicas de México más sencillas de preparar. Sírvelas con frijoles refritos y tus invitados te amarán por eso.

 

Ante todo, disfruta esta hermosa celebración, divertirte con tus amigos e invitados y pásatelo ¡A LO GRANDE!

X.O.X.O. GCH



Deja tu Comentario

Comentarios